postheadericon David Galván, a hombros por la Puerta de la Feria en Algeciras

 JAG6983

CARLOS CRIVELL Fuente: APLAUSOS.ES     Fotos: JOAQUÍN ARJONA

Tercero muy noble y justo de raza. Arrollado Galván a portayola y verónicas buenas. Gran faena por ambos pitones con gusto y temple. Acaba con pases preciosos con la derecha, muy relajado, y manoletinas. Dos pinchazos y estocada caída. Una oreja.

 

postheadericon David Galván vuelve a torear

El gaditano, tras la cogida sufrida el pasado 11 de mayo, se prepara en el campo con vistas a su reaparición en Algeciras el próximo 24 de junio con Morante de la Puebla y Cayetano y toros de Albarreal

IMG 5789-15-06-17-08-07

Por Redacción APLAUSOS

David Galván, que el pasado 11 de mayo sufrió un percance en la plaza de toros de Las Ventas que le provocó la fractura de la cabeza del radio del codo izquierdo, ha vuelto a torear. El gaditano, que apura su recuperación, lo ha hecho en las ganaderías de Núñez del Cuvillo y Gavira con el objetivo de reaparecer el próximo 24 de junio en la plaza de toros de Algeciras donde comparte cartel con Morante de la Puebla y Cayetano y toros de Albarreal.

 

postheadericon La verdad de Galván

MAD 8379

Rafael Comino Delgado. Aplausos.es 

¡Qué gran torero es David Galván, pero qué mala suerte tiene! Sale casi a cogida por corrida. Con lo joven que es ya ha pagado con mucha sangre y mucho sufrimiento el precio que tienen que pagar los toreros. Los toros le han cogido muchas veces y le han dado muy fuerte. Por otra parte, en los sorteos tampoco es muy afortunado. Yo le veo bastante y es raro que le salga un buen toro para poder expresar su toreo de gran calidad.

 

postheadericon Crónica de la primera de San Isidro. CULTORO

 

89339

MARCO A. HIERRO  Fuente: CULTORO.COM

A veces se agradece un pellizquito en la nalga. Y el beneficio obedece a múltiples razones; que nos azucen un poco para volver a coger ritmo, que nos ofrezcan una muestra de cariño -muy cariñoso, por cierto-, que le resten importancia a algún error o incluso que nos llamen la atención de una forma poco ortodoxa. Pero no suena del todo mal un pellizquito en la nalga. Lo malo es cuando se van sucediendo pellizquitos en el transcurso de las dos horas y media que dura un festejo. Porque hubo de muchas clases, pero casi todos se hicieron pesados a partir del vigésimo, más o menos. Porque incluso el manjar más apetitoso y caro llega a cansar con la excesiva repetición. 

 
Más artículos...