postheadericon Padilla y Galván, dos estilos de puerta grande en La Linea

David-Galvan-Juan-Padilla-Linea 1156694895 71044095 667x375

Galván volvió a llevarse de calle la tarde al cortar un rabo al que cerró la corrida. El Cid dejó detalles de buen toreo y cortó una oreja al primero.

JUAN LUIS ADRADA. Fuente: Europa Sur

Tarde con muchos detalles la que se vivió ayer en La Línea, en la que los tres toreros tuvieron que sudar para lograr el triunfo ante unos tendidos que se vieron cubiertos en casi la mitad de su aforo. Pero que sin duda los asistentes pudieron disfrutar con el quehacer de los toreros, que no se dejaron ganar la pelea.

David Galván pide paso con todas las de la ley, ganas no le faltan, cada tarde lo demuestra, y condiciones tiene para estar arriba. De mérito fue su labor con el tercero, un toro que aparentaba raza y acabó en genio, acostándose mucho por ambos pitones y saliendo con la cara alta de cada muletazo. Galván no tuvo un ápice de duda con él, tras un ajustadísimo quite por chicuelinas y un gran tercio de banderillas de Rafael Limón y Álvaro Núñez, exprimió al toro a base de porfiarle, tanto que recibió una fuerte voltereta tras la que volvió a la carga, dos estocadas enteras y oreja para el diestro.

Al sexto, otro toro que embistió con matices, lo lanceó a pies juntos muy airoso y al que supo aplicar con la muleta algo esencial para sacar jugo de la faena, echarle la muleta abajo y no dejarse enganchar porque cuando el toro topaba con la muleta lanzaba un derrote arriba y frenaba la embestida. Finalizó con circulares larguísimos y firmó la obra con una estocada entera que quiso lograr a recibir y fue casi al encuentro. Dos orejas y rabo. En definitiva, una tarde entregada, salvando las actuaciones en primero y quinto, que apunta hacia un futuro, esperemos no muy lejano, en el que la Feria Taurina linense vuelva por los fueros de anteriores años, donde se vivían dos y tres tardes de toros con gran intensidad.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar