postheadericon David Galván habla en Banderillas Negras

dg
 
Fuente: banderillasnegras.blogspot.com.es
 
Hoy hablamos con un torero cuyo techo no se vislumbra. El diestro de San Fernando ha cuajado una temporada muy importante dejando una grata imagen en Madrid y triunfando a golpe cantado allá dónde ha actuado. Charlamos con el diestro que nos cuenta su preciosa historia de amor por el toro. Hablamos con David Galván.
 
En Canarias, aunque llega con 9 meses, nace un torero.
 
Es algo raro porque hubo toros allí pero hace años ya de eso. Prácticamente el toreo es desconocido para mi generación. 
Todo parte de mi interior, de la curiosidad por el animal (toro bravo) en sí. Recuerdo que cuando era pequeño, viví allí siete años, me gustaba ver las corridas televisadas por Televisión Española y mi animal favorito era el toro bravo. En esos momentos no tenía ningún interés en ser torero pero me gustaba. Es raro pero siempre tuve ese interés por el toro y la fiesta pero no por ser torero, eso vino después.

En San Fernando...

Me instalé en San Fernando y con 13 años me apunté a la escuela taurina, primero por curiosidad, como un hobby. Después fui sintiendo más la llamada del toreo, queriendo conocer más cosas y ahí fui macerando lo que tuvo lugar después.
 
Esa afición, sin la televisión, ¿hubiera sido posible?

Pienso que torero se nace pero luego se hace. El factor de televisión puso mucho de su parte para que sintiera esa curiosidad por el toro ya que me permitió tener un contacto directo con el toro y las corridas. Sin televisión creo que me hubiera decantado también por el toreo.
Yo estaba en Canarias porque mi madre era de allí y mi padre de San Fernando. Venía aquí, no estaba totalmente "refugiado". Más tarde o más temprano hubiera sentido la llamada del toro.
Di el paso de apuntarme a la Escuela de San Fernando viendo las novilladas de Canal Sur porque me llamó la atención que torearan casi niños delante de un toro (yo no sabía si eran toros, erales o utreros). Imagina si, por todo esto, tiene importancia la televisión para mí.
 
Empieza en la Escuela de San Fernando y marcha a Jerez, ¿por qué?
 
Por un motivo de cambio en la dirección de la Escuela de San Fernando. El maestro con el que empecé lo dejo y por entonces conocí a mi apoderado José Antonio Ortega. Hablamos que por eso y para buscar mejores resultados era mejor apuntarnos a la Escuela de Jerez con el maestro Antonio Lozano. 

Una carrera de novillero en la que torea por toda España con éxito. Uno de ellos en Barcelona, obligatorio preguntarle tras el fallo del TC.

En la etapa de novillero tuve la suerte de torear en todas las plazas de España siendo muy positivo poder crearme un ambiente para la alternativa. Al ver la noticia del Tribunal recordaba mi tarde en Barcelona con cariño al encararla pero con la incertidumbre de no saber si la iba a volver a pisar. Fue muy especial pero agridulce ya que triunfé pero no sabía si volvería.
Espero que los taurinos seamos consecuentes y los que no lo son y no están por la labor, también. Esta es una fiesta que necesita del apoyo de todos y cuando es apoyada solo hay que mirar el resultado.
 
Llega su alternativa. El niño que veía toros en Canal Sur recibe la alternativa de manos de la voz taurina del canal con sus cámaras delante y en el día de Andalucía. ¿Se acordaba del niño que veía las novilladas?

Me acordaba del niño sí. Fue un día muy emotivo al volver un poco al pasado. Pude recrearme en pequeños matices que de niño había descubierto. Uno de los días más importantes de mi vida por lo que sentí y por los matices. Ser matador de toros de manos de un referente como el maestro Ruiz Miguel, quién tuvo la delicadeza de reaparecer por un día para dármela al confiar en mí y por paisano, amparado por la tv, el día de mi tierra y con el maestro Ponce...
 
Desde el comienzo de su carrera coge fuerza en Cádiz, ¿qué falta para no tener esa fuerza fuera de allí con tanta rotundidad?

De matador he toreado mucho en mi zona y gracias a Dios que he tenido esa zona para seguir toreando y sentirme vivo. Llevo varios años de matador y a pesar de no tener un golpe importante para las ferias, mi zona me ha ayudado a sumar festejos y para que mi nombre siga en el candelero.
El motivo es no haber dado argumentos para entrar en más ferias. Este año he toreado en Ajalvir y Madrid, era lo que tenía. A partir de ahí no tenía nada , me lo he jugado todo a una carta. Gracias a una oreja de Madrid se me abrieron más puertas en otras plazas. He toreado muchas dentro y fuera de mi zona. Es un proceso que no depende de mí, quiero estar en todas las ferias. Si uno no ha dado el golpe cuesta.
 
Madrid le espera 

Tengo que agradecerle mucho porque todas las tardes que he toreado ha mostrado un respeto que ha sido para mí muy importante. Madrid a mí me ha llenado de responsabilidad como a cualquier torero pero a mi particularmente que soy muy responsable y eso me llega a atenazar para no defraudar. Muchas veces había salido cohibido y matices se me habían ido y no podía redondear tanto como la afición de Madrid merecía por ese respeto. Este año me quité complejos y encaré la tarde como merecía. Sali yo mismo sin atenazarme y dando a Madrid la verdad y la entrega total, lo más importante que tiene un torero.
Me faltaron cosas, no pude torear el segundo por la cornada, pero gracias a Dios la entrega que puse se vio recompensada. Siento por Madrid gratitud, motivación y responsabilidad al saber que me espera y quiero devolvérselo.
 
¿Podríamos decir que esa responsabilidad es lo que ha generado que no se haya podido ver la dimensión tan grande que se cuenta de usted en su tierra, entre ellos profesionales como Luis Miguel Parrado, fuera de ella?

En gran parte, sí. Sé que hay personas y profesionales que han tenido expectativas muy altas en mí desde el principio. Es una motivación y una responsabilidad muy grande porque sé del crédito de personas como él y no querer defraudarlas me hace no dar siempre lo mejor de mí. 
En mi zona uno se siente más dueño de todo. Es algo psicológico más que real. Al principio de este invierno reflexióné fuerte quitándome complejos y pude salir a la plaza dando la dimensión de lo que soy, de lo que siento y de lo que quiero dar sin escatimar en entrega ni en responsabilidad pero sin atenazarme, algo que sí me ha pasado.
 
¿Qué papel otorga a la pureza en su toreo?

Es la base donde se ciernen los cimientos del concepto de uno. Los toreros que más admiro y si me apuras el que más, el maestro Rafael Ortega, lo son. Para mí es un torero cuya base, aunque se hable de la suerte de matar, para mí  ha sido la pureza de cada muletazo, capotazo y de la suerte de matar. La pureza es la base donde se ciernen todas las virtudes de un torero. Sin pureza no se llega a cuotas altas. Con pureza el espectador concibe que abajo pasa algo. Es la base de un torero para llegar donde quiere, para poder alcanzar lo que quiere conseguir.
 
Mirando al futuro, ¿todo pasa por Madrid?

Para mí si, Yo quiero llegar arriba, no ser uno más y Madrid juega ese papel. Quiero ser torero de Madrid y de todas, pero Madrid es la capital del toreo, la más importante del mundo y como quiero ser grande, quiero ser torero de Madrid.
 
Para acabar, grande con todo tipo de toros como mostró en Almería con Victorino.

Hablamos de eso el jueves. Fue una sustitución y el día anterior me llamó mi apoderado cuando yo estaba terminando de entrenar. Me preguntó si quería y me llenó de ilusión porque sé lo que significa esa ganadería. Desde pequeño tengo flashes en Canarias viendo corridas de Victorino. La viví con muchísima intensidad.
Tengo ganas de seguir evolucionando en todos los caminos. Cuando más amplio es un torero y más abanico tenga, mejor.
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar