postheadericon Galván corta una oreja en La Malagueta. Enrique Ponce a hombros.

galvanmalaga2013

Málaga, 24 ago (EFE).- Enrique Ponce se ha proclamado triunfador del último festejo a pie de la Feria de Málaga, tras cortarle las dos orejas a un toro de Juan Pedro Domecq. También paseó un trofeo el joven David Galván, que sustituía a José María Manzanares. Finito de Córdoba, que entraba en el cartel por el herido Jiménez Fortes, tuvo una actuación desigual.

Plaza de toros de La Malagueta

Séptima de abono

Se lidiaron seis toros de Juan Pedro Domecq, justa de presentación y casta. Resultó manejable en general, destacando el noble cuarto.

Enrique Ponce: estocada que hace guardia y estocada (ovación tras aviso) y estocada (dos orejas tras aviso).

Juan Serrano 'Finito de Córdoba': dos pinchazos y media estocada baja (pitos) y pinchazo hondo y dos descabellos (ovación).

David Galván: estocada trasera y descabello (oreja) y estocada y descabello (palmas tras aviso).

Saludó Alvaro Núñez, de la cuadrilla de Galván.

Finito sustituyó a Jiménez Fortes y Galván a Manzanares.

Enrique Ponce ha cortado esta tarde dos orejas de un toro de Juan Pedro Domecq y ha abierto la Puerta Grande 'Manolo Segura' de la plaza de toros de La Malagueta. Fue del cuarto de la tarde, un toro de gran nobleza que le permitió desarrollar una faena variada. Comenzó su labor con la muleta a media altura, para ir poco a poco exigiéndole más y de este modo poder sacar series lucidas por ambos pitones entre las que fueron especialmente ovacionadas las poncinas finales así como un cambio de manos de gran elegancia.

También brilló con el capote en el primero de su lote, aunque el animal no llegó a la muleta en condiciones de lucimiento. El valenciano lo cuidó de inicio, aunque el trasteo no pasó de estético al carecer de emoción.

Otra oreja paseó David Galván al primero de su lote, un toro que había hecho cosas feas de salida, y por el que apostó con la muleta. Así, plantó las zapatillas en el albero y se lo pasó por alto por los dos pitones sin enmendarse. Sin perder tiempo, se fue a los medios y prosiguió mostrando su disposición a pesar de que no había materia prima. El público valoró su predisposición, destacando una tanda final de manoletinas de perfil. Tras estocada trasera y descabello paseó una oreja que deberá rentabilizar en el futuro.

No pudo completar una tarde importante en el que cerraba plaza, un burel de nula calidad que solo tenía medias embestidas y ante el que las posibilidades de lucimiento fueron nulas. No obstante, volvió a mostrar su disposición por triunfar, prolongando en demasía, y marchándose de La Malagueta en medio de una ovación.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar