postheadericon Seis orejas y tres rabos en San Fernando

capotesanfernando

David Galván cuaja una gran faena y sale a hombros junto a Padilla y El Fandi tras lidiar una corrida mansa de Julio de la Puerta

José Reyes. Fuente: lavozdigital.es

Después de muchos años, el vetusto y coqueto coso de San Fernando se vio poblado, casi en su totalidad, de aficionados. Público festivo y jovial, que disfrutó de la tarde de toros que se le ofrecía por el día de la Virgen del Carmen y de la Sal, y lo hizo con tanta entrega y denuedo, que convirtió el festejo en un verdadero reguero de trofeos.

muleta sanfernandoSe presentó David Galván con un saludo capotero por delantales, en los que ganaba terreno en cada lance, a los que abrochó con ceñida tafallera. Fue éste un toro con movilidad y pronta repetición en su embestida, el único bravo del encierro, si bien al final acabara rajado como sus hermanos. Circunstancia que fue aprovechada por el diestro local para dibujar un airoso quite por chicuelinas que remató con luminosa revolera. Pero donde de verdad explotó Galván las excelentes cualidades de su oponente fue en el tercio final, iniciado con un pase cambiado por la espalda y sucesivos estatuarios sin enmendar terrenos. Cuajó después dos templadas tandas de derechazos, en las que los pases emergían ligados y acariciados, largos, limpios y dominadores. Con el cite más en corto y la muleta arrastrada, puso a la plaza en ebullición con un toreo lento y sentido al natural. Bernardinas ajustadas pusieron fin a una faena que rezumó torería y plasticidad. Ante el renuente y manso sexto, demostró el espada que se encuentra capacitado también para destacar en la tauromaquia del esfuerzo y la exposición.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar