postheadericon Dos grandes faenas de David Galván en Marbella

galvanmarbellajulio

José Salguero Duarte (Marbella, 7 de julio 2013)

Con un cuarto de público en los tendidos, se celebró la corrida anunciada en el coso de Marbella, para los espadas Javier Castaño, ovación con saludo en ambos; Salvador Vega, silencio en ambos y David Galván, oreja con petición de la segunda y gran ovación saludando desde el tercio.

Se lidiaron reses pertenecientes a la ganadería de Las Monjas con muy buena presentación, hasta el punto, que muchos de los toros lidiados esta tarde en Marbella podían haber sido lidiados en plaza de primera y hasta en las de postín. Dieron un buen juego en líneas generales menos el tercero y sobre todo el quinto que fue un chulapón con dos buenas perchas que no permitió ni un capotazo y ni un muletazo.

La media docena de músico hicieron sonar sus instrumentos bastante bien, destacando cuando interpretaron el pasodoble ‘Capote de grana y oro’.

David Galván.- a su primero lidiado en tercer lugar marcado con el número 78. De salida salió suelto de los chiqueros, pero cuando lo recogió, lo lanceó a la verónica y por chicuelitas bajándole las manos con mucha torería. Lo puso al caballo e Ignacio Duarte se agarró bien. En banderillas lidió Salvador Jiménez y tanto Álvaro Núñez como Rafael Limón estuvieron bien con los palos. La faena de muleta tras brindársela al público la comenzó a pies juntos rematando con uno de desprecio. Se distanció dándole sitio en una buena tanda. Sonó la música, pero el toro era un reservón de mucho cuidado que calamocheaba y escarbaba. El peor de la tarde hasta ese momento, hasta el punto, que cantó la gallina y se refugió en las cercanías de chiqueros. Pero allí Galván le hizo una meritoria faena para entendidos en esto, con pases de todas las marcas arriesgando en la larga faena, que terminó con manoletinas dándole los pechos con mucho embrujo. Aviso del usía, estocada, echándose el toro, se lo levantó el puntillero, otro aviso del usía, tardando en doblar. Oreja con petición de la segunda.

galvanmarbellajulio2  galvanmarbella3

Cerró plaza con otro pedazo de ejemplar marcado con el número 34. Y de nuevo este joven torero estuvo enorme con una aptitud ante la res y andando por el ruedo con muchos deseos de hacer las cosas como marcan los cánones. Que es lo fundamental para poder triunfar en esta dificilísima profesión y más en los tiempos adversos que corren. Por ello, nada más salir el toro al ruedo se quedó muy quieto y lo lanceó de verdad con mucha solera tauromaca, escuchándose olés roncos y profundos. La faena de muleta se la brindó a media docena de grandes aficionados barreños. Y de nuevo compuso otra de sus sinfonías con muletazos, naturales y toda clase de pases que se puedan instrumentar de su cosecha con denominación de origen, escuchándose de fondo el pasodoble ‘Capote de grana y oro’. Levantando el torero al público de los tendidos en diferentes ocasiones echando humo las ovaciones. Faena larguísima escuchando un aviso. Después se cuadró y agarró un pinchazo tardando la res en doblar las manos, sonando otro aviso fallando con el verduguillo. Perdió las dos orejas y el salir por la Puerta Grande. Pero recibió una gran ovación desde el tercio

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar